Carrito
No hay productos en el carrito

¿Qué es un preservativo femenino y cómo se usa?

Cada vez hay más métodos anticonceptivos con la intención de mejorar las relaciones sexuales y disminuir riesgos innecesarios, pero ¿sabes qué es un preservativo femenino y cómo se usa? 

El condón femenino es el gran desconocido para todos, aunque sea muy eficaz para proteger de las ETS y embarazos no deseados. 

Tal como indica su nombre, este preservativo es para el uso de la mujer y está formado por una suave bolsa de plástico fino con dos anillos en los extremos. 

¿Quieres saber más sobre esta alternativa del condón femenino? Hoy te contamos todo sobre él.

 

¿Qué es el condón femenino?

 

El preservativo femenino es un dispositivo empleado para el control natal. 

Al igual que el preservativo masculino, crea una barrera que impide que los espermatozoides consigan llegar al óvulo. 

Estos preservativos también te proporcionan protección contra las ITS y embarazos no deseados. 

Está hecho con poliuretano, un plástico muy fino y fuerte, aunque también puedes encontrar una versión más económica fabricada con nitrilo. 

La efectividad de este tipo de preservativos está entre el 75% y el 82% usándolo de manera habitual. 

Cuando se utiliza de manera correcta durante todo el tiempo, el preservativo femenino tiene una eficacia del 95%. 

Su accesibilidad es muy fácil, ya que lo podrás encontrar en cualquier farmacia sin receta médica y, aunque son más caros que los masculinos, siguen siendo muy económicos. 

Ten en cuenta que te lo podrás colocar hasta 8 horas antes de tener relaciones sexuales. 

Además, lo podrás utilizar durante la menstruación, después de un parto reciente o incluso estando embarazada. 

Gracias a él, las mujeres no tienen que depender del condón masculino para protegerse de los embarazos y las ITS.

 

¿Cómo se usa el preservativo femenino?

 

Usar este método anticonceptivo es muy fácil, tan solo debes seguir estas pautas: 

  1. Abrir el envoltorio evitando dañarlo o rasgarlo con el uso de tijeras. 
  1. Introducir el aro más pequeño en la vagina y dejar fuera el aro más grande. 

Con tus dedos índice y pulgar estrecha los aros para disminuir su tamaño y facilitar su colocación. 

  1. Termina de colocarlo en tu interior con el dedo que te resulte más cómodo, buscando que no lo notes ni te cause ninguna molestia. 
  1. Comprueba que el aro más grande se ha quedado fuera de la vagina. 
  1. Para retirarlo solo tienes que apretar el aro externo y darle vueltas para evitar que el contenido se derrame y tirar hacia fuera.

 

¿Qué hacer para que un preservativo femenino sea más eficaz?

 

La mejor manera de conseguir más eficacia en un preservativo femenino, es usarlo de manera correcta todas las veces que mantengas relaciones sexuales vaginales o anales. 

Se debe usar desde que comienzas el acto sexual hasta que finaliza, sin quitarlo en ningún momento. 

Debes asegurarte que el preservativo vaginal quede bien colocado antes de que tengas contacto piel con piel. 

Para aumentar su eficacia, puedes combinar el condón interno con otros métodos anticonceptivos como el DIU o la pastilla anticonceptiva, entre otros. 

De este modo te estarás protegiendo de manera normal contra las infecciones de transmisión sexual y tendrás doble protección frente a embarazos indeseados. 

Lo que no debes hacer nunca es emplear el condón masculino junto al preservativo vaginal, ya que están diseñados para usarse solos. 

No por utilizar más cantidad, tendrás más protección, al contrario, su roce puede provocar grietas o roturas. 

Recuerda que al tomar alcohol o drogas puedes olvidarte de ponerte tu preservativo interno o no colocarlo de forma correcta.

 

Ahora que ya conoces qué es un preservativo femenino y cómo se usa, aprovecha todas sus ventajas y beneficios. ¡No esperes a que te lo cuenten!

Publicado el en Educación Sexual
RSS 2.0 (Educación Sexual) RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 1.158 segundos