Carrito
No hay productos en el carrito

¿Conoces las zonas erógenas de la mujer?

Hablar sobre sexualidad puede ser un tabú, pero lo es aún más cuando se refiere a la sexualidad femenina. Las propias mujeres incluso desconocen el funcionamiento de su cuerpo, de su sexualidad, de cuáles son sus zonas erógenas o de cómo aprovechar al máximo las relaciones sexuales. El discurso en torno al erotismo femenino siempre ha estado marcado desde el punto de vista patriarcal, en el que la mujer adoptaba un rol más dador que receptor de placer. Por suerte, Internet y las nuevas generaciones cada vez están más concienciadas sobre la importancia del placer y de la sexualidad femenina y en esta tienda erótica queremos eliminar los tabúes.

 

Cambios en la sociedad sobre la sexualidad femenina

 

Internet puede llegar a ser un espacio en el que abunda la información y no siempre trae beneficios. Sin embargo, en el campo de la sexualidad femenina, Internet y las redes sociales han jugado un papel crucial en lo que se refiere a la divulgación de la sexualidad, sobre todo femenina.

Las generaciones más actuales, como la generación Z e incluso los millennials están consiguiendo romper tabúes a la hora de mantener conversaciones sobre relaciones sexuales, métodos anticonceptivos, consejos sobre la menstruación, etc. En resumen, cada vez es más fácil hablar de sexo sin tabúes. Y hablar sobre sexo es tan importante como de salud mental.

Compartir es vivir, y la información cada vez constituye un poder más fuerte, por lo que mantener charlas sobre sexualidad sin tabúes permite abrir la mente, conocer nuevos conceptos y formas de relacionarse o de conocerse a una misma.

 

¿Qué son las zonas erógenas?

 

Las zonas erógenas son aquellas que debido a su sensibilidad provocan una sensación de placer cuando se estimulan, ya que estas zonas reúnen un conjunto de terminaciones nerviosas. Las zonas erógenas son plenamente importantes a la hora de llevar a cabo una relación sexual satisfactoria, pues su conocimiento permitirá estimularlas correctamente de manera que se produzca excitación y placer.

Hay que tener en cuenta que cada mujer responde de manera distinta a las estimulaciones, por tanto, las zonas erógenas no son las mismas para cada mujer. Dichas zonas no se centran únicamente en los órganos sexuales, sino que también hay otras partes del cuerpo que al estimularlas provocan excitación, placer e incluso el orgasmo.

 

¿Cuáles son las zonas erógenas de las mujeres?

 

Generalmente, pueden dividirse en primarias y secundarias. Las primarias pertenecen al área más sensible de la anatomía, el área genital. Principalmente, son el clítoris y la vagina. En la vagina se encuentran las raíces del clítoris, que se trata del órgano eréctil de la mujer, el único cuya función se reserva al placer femenino. En cuanto a las zonas erógenas secundarias, no son las mismas para todo el mundo, varían dependiendo de los gustos de la persona. Se tratan de aquellas partes que responden fácilmente a estímulos eróticos. Pueden ir desde los pechos, hasta los muslos, la boca, orejas, cuello, espalda, cuero cabelludo e incluso pies.

 

¿Cómo alcanzar el orgasmo al estimular las zonas erógenas?

 

Lo primero que se debe tener en cuenta es que el orgasmo se manifiesta en el cuerpo femenino cuando tienen lugar contracciones en la vagina, útero, músculos pélvicos y el ano. No obstante, para llegar a estas contracciones se debe pasar por tres fases diferenciadas:

  1. Fase de excitación: es la fase más importante, ya que la excitación sexual tiene lugar en el cerebro, que envía al cuerpo mensajes que provocan cambios físicos como respuesta a los distintos estímulos. El clítoris se agranda, se hinchan los labios vaginales y los senos, y se produce una lubricación vaginal.
  2. Meseta: se acentúan los cambios producidos en el cuerpo durante la primera fase. También aumenta el ritmo cardíaco, se hinchan las areolas, aumenta el tamaño de orificio vaginal, etc.
  3. Orgasmo: es la fase culminante. Se siente un placer intenso debido a las contracciones musculares que se producen de forma involuntaria. No tiene una duración ni intensidad determinada, puede variar de una mujer a otra.

 

¿Se puede potenciar el orgasmo femenino?

 

Poco a poco se están eliminando todos los tabúes que rodean la sexualidad femenina y cada vez más mujeres amplían sus horizontes gracias a Internet y a no tener vergüenza de hablar sobre el tema. Los establecimientos que más pueden ayudar a potenciar el orgasmo femenino y que hasta hace relativamente poco no se les daba a penas importancia son las tiendas eróticas. Durante el confinamiento que hubo durante la pandemia por covid-19 en 2020, hubo un boom de los juguetes eróticos, sobre todo del ya conocido Satisfyer. Cada vez más mujeres fueron las que se interesaban por ampliar sus conocimientos y de esta manera devolvieron a las tiendas eróticas el papel importante que tienen: asesorar a todo el mundo sobre su sexualidad y aumentar el placer al máximo. Fue así cómo poco a poco cada vez más mujeres han decidido poner en su vida un juguete, tanto que incluso algunas ya no conciben sus relaciones sin ellos.

 

¡A jugar! Últimas novedades en juguetes sexuales

 

El Satisfyer Pro 2 Violet es la versión mejorada de su predecesor. Con él las mujeres han llegado al orgasmo en a penas 2 minutos. Este succionador de clítoris cuenta con 11 programas de ondas de presión silenciosas que estimulan el clítoris sin contacto directo. Es resistente al agua, recargable…  ¡En Arkhano aseguramos que con él tendrás orgasmos explosivos!

 

Y si lo que más te gusta es el BDSM o estás interesado en introducirte en él, no dudes en visitar nuestro apartado de fustas y palas en el que encontrarás todo tipo de juguetes y accesorios que te permitirán jugar de forma segura, divertida y ¡muy placentera!

 

Recuerda que en Arkhano contamos con asesoramiento personalizado para que saques el máximo partido a tus relaciones a través de los juguetes. ¡No dudes en preguntarnos y te atenderemos con mucho gusto!

 

Publicado el en Educación Sexual
RSS 2.0 (Educación Sexual) RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 1.356 segundos